Reactivación económica tras el COVID-19

Reactivación económica tras el COVID-19

¿Qué cambios y nuevas tendencias de mercado se avecinan después de la crisis generada por el COVID-19?

Reactivación económica post covid

La rápida propagación del coronavirus está teniendo, además de un impacto sanitario y humano, un impacto económico y comercial en todo el mundo. Esta situación trae consigo un gran desafío que nos reta a entender y a visualizar, de un modo mucho más detallado, las operaciones, las relaciones con los stakeholder, la cadena de suministro y las numerosas decisiones y estrategias que se están llevando a cabo en nuestras organizaciones.

El Covid-19 ha removido los cimientos del tejido industrial, empresarial, económico, social e institucional desde un punto de vista global, traduciéndose en una situación inesperada e impredecible para todos.

En estos momentos se cuenta con algunas predicciones, como las llevadas a cabo por el IESE (Economic effects of coronavirus outbreak (COVID-19) on the world economy), las cuales avanzan que la economía española podría tener una caída del PIB del 3.9%, si las medidas de confinamiento y crisis se extienden a un mes y medio; del 5.8% si llegan a los 3 meses; y del 10% aproximadamente, si esta situación dura hasta verano.

Reactivación económica y panorama actual tras la pandemia

  • Disminución del consumo en China e interrupción de la producción → interrupción de la cadena de suministro y disminución de las exportaciones y las importaciones.
  • Crisis sanitaria internacional a causa del COVID-19.
  • Paralización de la actividad económica, de las infraestructuras sanitarias y de la sociedad en su conjunto.
  • Cambio en los patrones de consumo.
  • Fuertes caídas de los mercados financieros y alta volatilidad con resultados cercanos a la crisis sufrida en 2008/2009.
  • Choque y destrucción de la demanda y la oferta.

Este panorama está poniendo de manifiesto la fuerte dependencia que, en concreto, en la UE tenemos del mercado asiático, siendo China uno de los mayores exportadores e importadores de bienes y servicios en todo el planeta.

Hay que tener en cuenta que China ha pasado de representar el 3% de la economía mundial en 2003, al 16% en 2018, y estos datos aún se han incrementado más durante los dos últimos años. Por lo que cualquier impacto que sufra la economía china, repercutirá y tendrá consecuencias en los mercados de todo el mundo.

Debemos tener en cuenta este dato, ya que la fuerte dependencia del mercado asiático que tienen nuestras organizaciones, puede poner en riesgo nuestra continuidad productiva o económica, ante cualquier suceso que pueda ocurrir en la economía china. Por ello, últimamente el concepto reshoring está cobrando más sentido y voz. Ya son muchas las empresas que están apostando por una red de proveedores y producción más local.

Reactivación económica Covid 19

Sectores y países más afectados por esta crisis sanitaria

Servicios y sector turismo

  • Cadena de suministro (falta de componentes, sector industrial)
  • Empresas que tienen una cartera de proveedores diversificada en diferentes países están resistiendo mejor el impacto de la crisis, que aquellas cuyos proveedores se centran principalmente en China.
  • Las empresas que llevan a cabo esta estrategia de diversificación priorizan minimizar riesgos, aunque ello suponga un coste ligeramente superior al promedio de empresas. 
  • Dada la fuerte dependencia del turismo que tiene nuestro país, es fácil dilucidar que seremos unos de los países más afectados por esta crisis.    

Medidas

Inmediatas:

  • Analizar y entender los riesgos clave en todas las operaciones que realizamos. Debemos confeccionar dicho estudio por departamento y de forma integrada con el resto, con el objetivo de tener una visión global de la situación.
  • Organizar los equipos de trabajo para dar una respuesta rápida al escenario planteado por la crisis, basándonos en nuestra estrategia actual.
  • Planificar distintos escenarios comerciales, financieros y laborales ante una recuperación rápida, una desaceleración o una recesión.

Corto y medio plazo

  • Estudiar los riesgos en cada fase de nuestra cadena de valor y planificar acciones para mitigarlos.
  • Crear una cadena de valor ágil, resiliente y transparente.
  • Gestionar nuestra red de proveedores y estudiar una estrategia local.
  • Revisar y planificar la gestión de las personas.
  • Analizar la implantación de soluciones de automatización y digitalización para mitigar el impacto de las interrupciones.
  • Flexibilización de líneas productivas, que permitan readaptarnos a diferentes cambios de demanda.

Actores determinantes en esta crisis

  • Consumidores
  • Cadena de suministro
  • Gestión de proveedores
  • Área Comercial y Financiera
  • Instituciones Públicas

El mundo que viene después del COVID-19

Es evidente que la situación en la que nos encontramos resulta un desafío en todos los sentidos, ya que se ha producido un importante choque entre oferta y demanda, en el que las respuestas de los diferentes actores identificados a priori, influirán directamente sobre qué tan profundo y largo sea el periodo de recesión.

En cuanto a las medidas del gobierno, considero que deben ir enfocadas a la estimulación de la actividad económica, ya que esto permitirá crear y mantener empleos, al mismo tiempo que ayuda a las economías familiares. La motivación principal debe centrarse en mantener la liquidez del mercado.

No sirve de nada posponer las cargas fiscales ya que no ayudará a las empresas y autónomos a solucionar sus problemas, simplemente los pospondrá, pero no los eliminará. Hay que tener en cuenta que muchas de las pérdidas sufridas por empresas y autónomos durante estas semanas, no será posible recuperarlas en los próximos trimestres o, incluso, puede que sean irrecuperables. (Ejemplo, Si en el último mes no he ido a la peluquería, este mes que ya puedo salir de casa, o voy a ir a la peluquería 2 veces para recuperar el mes en el que no fui).

Algunas de las medidas más efectivas, las cuales ya se están llevando a cabo en numerosos países son:

  • Recortar o eliminar temporalmente las cargas fiscales para fomentar la inversión y el consumo.
  • Aliviar temporalmente los pagos a la Seguridad Social por parte de los empresarios, con el objetivo de mantener y crear empleos.
  • En materia monetaria, el Ejecutivo debe realizar inyecciones de liquidez a corto plazo, poner en marcha programas de refinanciación y créditos especiales para empresas.

Conclusión:

  • La colaboración entre los diferentes actores será determinante.
  • Tener capacidad resolutiva para enfrentar los desafíos actuales, por parte de todos los actores.
  • Resiliencia o capacidad de adaptación antes situaciones adversas.
  • Automatización.
  • Planificación.
  • Transformación.

Como decía Albert Einstein: “En medio de la dificultad reside la oportunidad y nada sucede hasta que algo se mueve”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.